RAFAEL A. ANTUN, M.D. - EXPERT0S EN LA MATERIA DE LA UROLOGIA
MEDICOS UROLOGIA ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA VEJIGA URINARIA INCONTINENCIA URINARIA IMPOTENCIA PIEDRAS EN LOS RIÑÓNES HEMATURIA TUMOR TESTICULAR PARA CONTACTARNOS
INCONTINENCIA URINARIA

LA INCONTINENCIA URINARIA EN LOS HOMBRES

La incontinencia urinaria es el escape accidental de orina. En el transcurso de la vida, existen diferencias en la frecuencia de la incontinencia urinaria entre los hombres y las mujeres. En la niñez, usualmente las niñas controlan la vejiga a una edad más temprana que los niños, y el orinarse en la cama (enuresis nocturna) es menos común en las niñas que en los niños. Sin embargo, las mujeres adultas tienden mas a sufrir de incontinencia urinaria debido a la anatomía de su tracto urinario y el estrés que causan los embarazos y partos. Sin embargo, los hombres también pueden padecer de incontinencia urinaria debido a problemas de la próstata, y ambos hombres y mujeres pueden sufrir daño de los nervios que conllevan a la incontinencia urinaria. La incontinencia urinaria se hace más común con la edad, pero no tiene que ser parte del envejecimiento.

La incontinencia urinaria es un problema medico. Para saber que clase de tratamiento es el mas adecuado, Ud. necesita hablar con su medico. Los cuatro tipos de incontinencia urinaria son:

  • incontinencia transitoria o reversible causada por infección del tracto urinario, constipación, o delirio
  • incontinencia de estrés causada por debilidad de los músculos pélvicos y del esfínter
  • incontinencia de urgencia causada por daño o irritabilidad de los nervios
  • incontinencia de sobrellenado o rebozo que sucede cuando la persona no puede vaciar la vejiga por completo
Tracto urinario masculino, vistas frontal y de lado

Tracto urinario masculino, vistas frontal y de lado

¿Que causa la incontinencia urinaria en los hombres?

Los nervios llevan señales desde el cerebro a la vejiga y el esfínter. Cualquier enfermedad, condición medica o lesión que dañe los nervios puede causar problemas urinarios.

Para que el sistema urinario pueda hacer su trabajo, los músculos y nervios tienen que trabajar en conjunto para aguantar la orina en la vejiga y después vaciarla a su debido tiempo. Los bebes nacen sin tener la habilidad de controlar la orina. A medida que los niños crecen, ellos aprenden a interpretar las señales que mandan los nervios para controlar los músculos que hacen que se mantengan sin orinarse. En los niños entre las edades de 5 a 10 anos, puede ocurrir la incontinencia debido a la capacidad limitada de la vejiga o al desarrollo tardío del sistema de nervios que señalan cuando esta la vejiga llena o la vejiga vacía. Esta forma de incontinencia desaparece con el tiempo a medida que la vejiga crece y los nervios se desarrollan. Otros tipos de problemas de los nervios, pueden causar problemas urinarios que son más difíciles de resolver.

Problemas de los Nervios

Cualquier enfermedad, condición o daño a los nervios puede causar problemas urinarios. Los problemas de los nervios pueden suceder a cualquier edad.

  • Los hombres que sufren de diabetes por muchos anos pueden desarrollar daño en los nervios que afectan el control de la vejiga, así como la función sexual.
  • Una embolia cerebral, la enfermedad de Parkinson, y la esclerosis múltiple afectan el cerebro y el sistema nervioso, y por eso también pueden causar incontinencia.
  • Una vejiga hiperactiva es una condición en la cual la vejiga se contrae en el tiempo inapropiado. Esta condición puede ser causada por problemas de los nervios, o puede ocurrir sin causa alguna. Una persona que sufre de una vejiga hiperactiva puede sufrir de dos o tres de los siguientes síntomas:
    • frecuencia urinaria - orinar ocho o más veces en el día o dos o más veces en la noche
    • urgencia urinaria - la súbita y fuerte necesidad de orinar inmediatamente
    • incontinencia de urgencia - el goteo de orina que sucede después de una sensación repentina y fuerte
  • daño a la medula dorsal puede causar incontinencia debido a la interrupción de las señales de los nervios que son requerido para tener control de la vejiga.
  • Algunos defectos de nacimiento, como en la espina bifida o la mielomeningocele, la espina dorsal y canal medular no se cierran antes del nacimiento. En casos severos, el daño a los nervios puede resultar en numerosos problemas, incluyendo el no poder controlar la orina.

Problemas de la próstata

La próstata es una glándula en los hombres del tamaño y forma de una nuez. La próstata rodea la uretra por debajo de la vejiga, donde le agrega liquido al semen antes de la eyaculación.

  • HBP
    La glándula de la próstata frecuentemente se agranda a medida que los hombres avanzan en edad. Esta condición es llamada Hiperplasia Benigna Prostática (HBP) o hipertrofia benigna de la próstata. Cuando la próstata se crece puede comprimir la uretra. Las paredes de la próstata se engruesan y se irritan, y la vejiga comienza a contraerse aun cuando apenas contiene una pequeña cantidad de orina. Esto hace que la frecuencia de orinar aumente. HBP muy raras veces comienza antes de los 40 anos, pero más de la mitad de los hombres en la edad de 60 años y hasta un 90 por ciento de los hombres de 70 y 80 años tienen algún síntoma de HBP. Los síntomas varían, pero los más comunes incluyen cambios o problemas para orinar, como un flujo de orina débil e interrumpido; urgencia y goteo de orina; orinar con mayor frecuencia, especialmente por la noche; e incontinencia de urgencia. Los problemas urinarios no necesariamente significan que hay un bloqueo causado por una próstata agrandada. Otros cambios asociados con el envejecimiento pueden causar problemas urinarios en los hombres y las mujeres.
  • Prostatectomia Radical
    El procedimiento quirúrgico para remover la glándula de la próstata por completo - llamada prostatectomia radical - es recomendado para tratar el cáncer de la próstata. El cirujano llega a la próstata a través del abdomen o del área perineal (entre el escroto y el ano). Esta cirugía puede causar problemas de erección y de incontinencia urinaria, aunque con la técnica de salvación de nervios a través del abdomen se evita tocar los nervios y hace que estos riesgos sean menos frecuentes.
  • Radiación de rayos externos
    Esta terapia usa una maquina de rayos x para dirigir la radiación a la glándula de la próstata. El tratamiento no es doloroso pero puede causar la perdida del control de la vejiga, así como fatiga, enrojecimiento e irritación de la piel, ardor y daño en el recto, diarrea, inflamación de la pared de la vejiga (cistitis), sangre en la orina, perdida de la función sexual y perdida de apetito.
Antes y después de una prostatectomia radical

Antes y después de una prostatectomia radical. La próstata es completamente removida con la prostatectomia radical.

Vuelva al principio de esta página o vaya a la página siguiente "¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria?"

¿CÓMO se diagnostica la incontinencia urinaria?

Historia Medica

El primer paso para resolver un problema urinario es hablar con su medico. Su historia medica general, incluyendo cualquier enfermedad seria o cirugía, y detalles sobre el problema de su incontinencia y cuando comenzó, ayudaran a su medico a determinar la causa. Ud. también debe de mencionar cuanto liquido toma al día y si toma alcohol o cafeína. Ud. también debe hablarle de todas las medicinas que este tomando, con y sin receta medica, porque muchas veces estas pueden ser parte de la causa del problema.

Mantener un diario

Le pueden pedir que mantenga un diario de eliminación, o sea un record del liquido que toma y de las veces que orina, además de cualquier episodio de goteo. Al estudiar este diario, su medico puede tener una mejor idea de su problema y saber que tipo de exámenes adicionales ordenarle.

Examen físico

Un examen físico dirá si hay agrandamiento de la próstata o daño a los nervios. Con el examen digital rectal, el medico introduce el dedo enguantado dentro del recto y palpa la parte de la próstata adjunta al recto. Este examen le da una idea general al doctor del tamaño de la próstata y la condición de la glándula. Para chequear si hay daños a los nervios, el doctor le preguntara sobre las sensaciones de hormigueo o la sensación de entumecimiento, y chequeara si hay cambios en la sensibilidad, el tono muscular y los reflejos.

EEG y EMG

El electroencefalograma (EEG), un examen en el cual alambres se pegan a su frente, puede detectar disfunción del cerebro. Un electromiograma (EMG) mide la actividad de los nervios en los músculos y la actividad muscular que puede estar relacionada con la perdida del control de la vejiga.

Ultrasonido

Para un ultrasonido o sonograma, un técnico usa un aparato llamado un transductor, que emite ondas de sonido dentro del cuerpo y las anota cuando saltan de órgano en órgano creando una figura en el monitor. En el ultrasonido abdominal, el técnico frota el transductor sobre la superficie del abdomen para obtener imagines de la vejiga y de los riñones. En un ultrasonido transrectal, el técnico inserta una vara en el recto para obtener imagines de la próstata. Dependiendo de los síntomas, su doctor le recomendara uno de estos exámenes.

Examen urodinamico

El examen urodinamico se enfoca en la habilidad de la vejiga para guardar orina y vaciarla de manera constante y completamente, y el mecanismo de control del esfínter. También puede demostrar si la vejiga tiene contracciones anormales que causan el goteo de orina. Este examen incluye medir la presión dentro de la vejiga a medida que se llena con liquido a través de una sonda pequeña. Este examen puede ayudar a identificar la capacidad limitada de la vejiga, la hiperactividad o hipoactividad de la vejiga, la debilidad de los músculos del esfínter, o la obstrucción urinaria. Si el examen es llevado a cabo con almohadillas de superficie de EMG, también puede detectar señales anormales de los nervios y contracciones fuera de control de la vejiga.

Vuelva al principio de esta página o vaya a la página siguiente "¿Cómo se trata la incontinencia urinaria?"

¿CÓMO se trata la incontinencia urinaria?

No hay un tratamiento exclusivo que sirva para todos. Su tratamiento dependerá del tipo y gravedad de su problema, el estilo de vida que lleve y sus preferencias, y se comenzara con el tratamiento más sencillo. Muchos hombres vuelven a tener control de la incontinencia cuando cambian solo unos cuantos hábitos y hacen ejercicio para fortalecer los músculos que contienen la orina en la vejiga. Si estos tratamientos de comportamiento no trabajan, se podrá tratar con medicina o con un aparato para la incontinencia - puede ser un esfínter artificial o una sonda. Finalmente, para algunos hombres la cirugía es la mejor opción.

Tratamientos de comportamiento

Para algunos hombres, el tratamiento de la incontinencia requiere simplemente limitar el consumo de líquidos a ciertas horas del día y planear viajes regulares al baño - esta es una terapia llamada entrenamiento de vejiga. A medida que se regaña el control, Ud. Puede extender el tiempo entre cada viaje al baño. El entrenamiento de la vejiga también incluye los ejercicios Kegel para fortalecer los músculos de la pelvis, que ayudan a contener la orina en la vejiga. Estudios extensivos aun no nos han demostrado que los ejercicios Kegel sean efectivos para reducir la incontinencia en los hombres, pero muchos médicos consideran que son un elemento muy importante en la terapia de los hombres.

Algunos pacientes con daño de los nervios no pueden discernir si están haciendo los ejercicios Kegel correctamente o no. Si Ud. no esta seguro, todavía puede aprender ha hacerlos correctamente usando terapia especial de "biofeedback", estimulación eléctrica, o ambos. El biofeedback usa sensores que detectan la actividad del músculo y crean una señal visual o de sonido cuando los músculos apropiados son usados. Se colocan electrodos alrededor del ano para medir las contracciones del músculo durante los ejercicios. Si Ud. aprieta el músculo debido, Ud. vera un cambio en la pantalla del monitor u oirá un sonido por la parlante.

Impulsos suaves de electricidad son trasmitidos a los músculos de la pelvis y estos hacen que se contraigan y se desarrollen mas fuerte. Esta técnica también puede ayudar a localizar los músculos que son apropiados para los ejercicios Kegel.

¿Como hacer los ejercicios Kegel?

El primero paso el encontrar los músculos correctos. Imagínese que Ud. esta tratando de no expulsar un gas. Apriete los músculos que Ud. usaría. Si Ud. siente una sensación tirante, esos son los músculos correctos para los ejercicios pélvicos.

Es importante que no apriete otros músculos a la misma vez y que no aguante la respiración. También, trate de no contraer los músculos del abdomen, piernas o glúteos. Si aprieta los músculos incorrectos, puede hacerle mas presión a los músculos que controlen su vejiga. Solamente apriete los músculos pélvicos.

Repita, pero no en exceso. Hale hacia dentro los músculos pélvicos y aguante hasta contar a tres. Entonces relájese hasta contar a tres. Trate de poder llegar a hacer los ejercicios en tres grupos de diez repeticiones. Comienza sus ejercicios de los músculos pélvicos acostado. Esta es la manera más fácil por que los músculos no trabajan en contra de la gravedad. Cuando se fortalezcan sus músculos, puede hacer sus ejercicios sentado o parado. Hacer los ejercicios en contra de la gravedad es como añadir mas peso.

Sea paciente. No se rinda. Solo necesita cinco minutos, tres veces al día. El control de su vejiga puede tomar de tres a seis semanas para mejorar, aunque la mayoría de las personas notan que han mejorado después de unas semanas.

Medicamentos

Las medicinas pueden tener un efecto en el control de la vejiga de diferentes maneras. Algunas medicinas ayudan a prevenir la incontinencia porque bloquean las señales anormales de los nervios que hacen que la vejiga se contraiga en el tiempo incorrecto, mientras que otras reducen la producción de la orina. Hay otras que relajan la vejiga y reducen la próstata. Antes de ordenar una medicina para tratar la incontinencia, su doctor puede considerar hacer un cambio en alguna medicina que ya este tomando. Por ejemplo, los diuréticos que se usan para tratar la presión arterial alta reducen el fluido del cuerpo aumentando la producción de orina. Algunos hombres consideran que cambiando el diurético para la presión alta por otra medicina corrigen el problema de la incontinencia.

Si cambiar de medicamentos no es una opción, su doctor escogerá una de las siguientes drogas para tratar su incontinencia:

  • Alpha bloqueadores:
    Terazosin (Hytrin), doxazosin (Cardura), tamsulosin (Flomax), y alfzosin (Uroxatral) son usados para tratar los problemas de agrandamiento de la próstata y de la obstrucción de la vejiga. También actúan como relajadores del músculo liso de la próstata y el cuello de la vejiga, y permiten un mejor flujo de la orina y prevención de las contracciones anormales de la vejiga que conllevan a la incontinencia de urgencia.
  • Inhibidores de 5-alpha inhibidores reductasa:
    Finasteride (Proscar) y dutasteride (Avodart) trabajan inhibiendo la producción de la hormona masculina DHT, que se considera es la responsable del agrandamiento de la próstata. Estos inhibidores de la 5-alpha reductasa alivian los problemas de orinar porque reducen la próstata agrandada.

    El Instituto Nacional de Diabetes y de Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK) patrocinó el ensayo de Terapia Medica de los síntomas de la próstata (MTOPS - Medical Therapy of Prostate Symptoms), un estudio multicentrico que descubrió que doxazosin y finasteride tomados juntos reducen el riesgo de progreso de la HBP por un 67 por ciento en comparación con el placebo. El riesgo de progreso fue reducido por un 39 por ciento con doxazosin solo y por 34 por ciento con finasteride solo.
  • Imipramina:
    Presentado al mercado como Tofranil, esta droga que pertenece a la clase de drogas llamadas antidepresivos triciclicos. Relaja los músculos y bloquea las señales de los nervios que pueden causar espasmos en la vejiga. Imipramine también es usada para tratar a los niños que se orinan en la cama.
  • Antiespasmódicos:
    Propantheline (Pro-Banthine), tolterodine (Detrol LA), y oxibutanina (Ditropan XL) pertenencen a la clase de drogas que trabajan relajando el músculo de la vejiga y reduciendo los espasmos. Las complicaciones más comunes de estos medicamentos es la boca seca, y con dosis aumentadas pueden causar visión borrosa, constipación, palpitaciones, dolor de cabeza y rubor.

Sondas

Cateterización intermitente

Cateterización intermitente

Si todos los otros métodos fallan o son inaceptables, Ud. puede considerar controlar la incontinencia usando una sonda, un tubito delgado que se inserta a través de la uretra para drenar la vejiga. Las sondas deben ser manejadas con mucho cuidado para evitar infecciones y que se formen piedras.

  • Cateterización intermitente:
    Si Ud. tiene problemas para vaciar la vejiga porque tiene la próstata agrandada o porque tiene daño en los nervios, Ud. tendrá que usar una sonda con regularidad, o tal vez sea necesaria, para drenar la orina y prevenir la incontinencia de sobrellenado o rebozo. Dependiendo de su situación, la cateterización puede ser llevada a cabo por otra persona o Ud. aprenderá como hacérsela. Necesitara aprender la técnica estéril para evitar infecciones del tracto urinario.
  • Cateterización de condón:
    Algunos hombres prefieren usar el sistema de drenaje que se aplica sobre el pene como un condón. Ud. debe de tener el mismo cuidado para evitar infección igual que como con las sondas. Los catéteres de condón también pueden causar alergia de la piel.

Inyecciones en la uretra

Inyecciones uretrales

Inyecciones uretrales. Al añadir volumen a los tejidos alrededor de la apertura de la vejiga, ayudan a mantener a la uretra abierta.

Esfínter Artificial

Esfínter Artificial

Otro método que ayuda a mantener la uretra cerrada es la inyección de una sustancia de consistencia grasosa en el área que rodea la apertura de la vejiga a la uretra. Hay una variedad de productos para estas inyecciones. El colágeno, por ejemplo, es un tejido natural proveniente de las vacas. Antes de recibir colágeno, su medico le hará una prueba cutánea para determinar si Ud. pudiera tener una reacción alérgica al material. Después de darle anestesia local o un sedante, el doctor inyecta la sustancia durante un periodo de media hora. Con el tiempo, el cuerpo elimina la sustancia y hay que repetir las inyecciones.

Esfínter Artificial

Algunos hombres resuelven el goteo de orina con un esfínter artificial, que es un aparatito que se implanta y mantiene la uretra cerrada hasta que Ud. este listo para orinar. Este aparatito ayuda a personas que tienen incontinencia debida a músculos del esfínter débiles o por daño de los nervios que interfiere con la función del músculo del esfínter. Esto no resuelve la incontinencia causada por contracciones de la vejiga no controladas.

La cirugía para implantar el esfínter artificial requiere anestesia general o espinal. El aparatito tiene tres partes: una banda que envuelve la uretra, un reservorio con un globito colocado en el abdomen, y una bombita que se coloca en el escroto. La banda se llena con liquido que hace que quede bien pegada alrededor de la uretra para prevenir que la orina gotee. Cuando es tiempo para orinar, Ud. aprieta la bombita con sus dedos y desinfla la banda para que el liquido salga del reservorio y la orina pueda salir a través de la uretra. Cuando su vejiga esta vacía, la banda automáticamente se vuelve a cerrar en los próximos 2 a 5 minutes y mantiene la uretra bien cerrada.

Cabestrillo (banda suspensoria) masculino

La cirugía mejora ciertos tipos de incontinencia urinaria en los hombres. En el procedimiento de cabestrillo, el cirujano crea un soporte para la uretra con una tira de material, la cual la envuelve alrededor de la uretra y cose las puntas de la tira al hueso pélvico. Este cabestrillo mantiene presión constante en la uretra para que no se abra hasta que el paciente conscientemente deje salir la orina.

Desvío de la orina

Si hay necesidad de remover la vejiga o si se ha perdido toda la función de la vejiga por daño de los nervios, Ud. podría considerar una cirugía de desvío urinario. En este procedimiento, el cirujano crea un reservorio con una sección del intestino delgado y dirige los uréteres a este reservorio. El cirujano crea una estoma, un agujero en la parte baja del abdomen, donde la orina drena a través de una sonda o a una bolsa.

Soporte Social

La incontinencia urinaria no debe ser causa de bochorno. Es un problema medico como artritis o diabetes. Su medico puede ayudarlo a encontrar una solución. Ud. también puede encontrar ayuda uniéndose a un grupo de soporte. En muchos lugares, los hombres que sufren de los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de próstata, han organizado grupos de soporte. También existen otras organizaciones para ayudar a personas con incontinencia.

Para más información.

Vuelva al principio de esta página